Logo-celsia-pillaer.png

Las empresas colombianas pasaron de mirar la energía solar como una alternativa lejana y difícilmente aplicable a tomarla como una real y efectiva solución de eficiencia energética para impactar positivamente el medio ambiente, mejorar los indicadores de sostenibilidad y aumentar su competitividad.

 

Actualmente las organizaciones en Colombia no solo tienen mayores incentivos para invertir en energías limpias, sino que están viendo cómo otras empresas, poco a poco, se convierten en referentes en implementación y uso de granjas y/o paneles solares gracias a la disminución general de los costos por llevar a cabo este tipo de proyectos.

 

De hecho, según Pablo Lo Zicchio, Global Segment Manager de Photovoltaics de Weidmüller (empresa alemana, especializada en brindar soluciones de conectividad industrial), “Colombia puede convertirse en una potencia mundial en esta materia por su ubicación geográfica y la alta radiación solar que recibe, esto si equilibra las cargas pues actualmente la capacidad instalada dista mucho del potencial de desarrollo del sector”, afirmó para el diario La República.

¿Quieres saber cómo funciona la energía solar? Mira el video ya: 

 
 

Los costos de instalaciones y paneles solares en Colombia han bajado con el tiempo

Antes de hablar de costos es importante que las empresas conozcan que, de acuerdo a sus necesidades, pueden acceder a diferentes modelos de negocio y alternativas para implementar proyectos de energía solar.

 

Por lo pronto, la buena noticia es que en Colombia el crecimiento de las iniciativas de energías renovables, y en especial las que tienen que ver con energía solar fotovoltaica, es evidente pues, del total de proyectos que hay en este momento en el país, la mayoría corresponde a sistemas con energía solar.

 

  • Lo primero a tener en cuenta a la hora de pensar en la rentabilidad de la energía solar es que este es un recurso infinito e ilimitado, del cual se puede disfrutar sin preocupaciones sobre su disponibilidad, contrario a lo que ocurre con otras fuentes de energía.

 

  • Algunas de las grandes ventajas de aplicar esta tecnología son, además del impacto positivo al medio ambiente, la disminución de los costos con respecto a las tarifas de energía convencional y las ganancias a largo plazo.

 

  • Por otra parte, los materiales y componentes con los que se hacen las instalaciones fotovoltaicas, como los paneles solares, cada vez son más económicos, tienen una vida útil de 10 a 25 años y no requieren grandes esfuerzos en mantenimiento.

 

Sin embargo, no solo se trata de paneles solares. Una instalación de energía solar también incluye otros equipos fotovoltaicos como protecciones eléctricas.

 

Por fortuna, los costos de estos elementos también han disminuido propiciando abarcar proyectos en su total dimensión, desde el diseño del sistema hasta la instalación y el mantenimiento.

 

De acuerdo con una investigación del banco de inversión Sanford Bernstein, reseñada por el diario Vanguardia, hace 10 años era necesario invertir 230 dólares en paneles solares para generar 1MMBTU (unidad estándar de medida de combustibles líquidos), mientras que en la actualidad es posible generar esa misma energía por poco más de 10 dólares.

 

En Colombia, el costo de una instalación fotovoltaica depende de diferentes factores, siendo el principal la cantidad de energía que se espera generar, es decir, la capacidad del sistema y el espacio disponible que se tenga para la instalación.

Sin embargo, de acuerdo con Portafolio, las láminas metálicas conductoras de energía o paneles solares están valoradas en el mercado entre 200 a 300 dólares en 2018, sin tener en cuenta el valor adicional de equipos y sistemas. Este es un punto de partida para determinar la inversión necesaria, pues la estimación total depende de las necesidades específicas de cada empresa.

¿Quieres saber más? Estos son los beneficios de la energía solar en Colombia.

De acuerdo con el portal Greensmedia, revista digital especializada en desarrollo sostenible y energías limpias, el costo de los paneles solares representa hasta un 30% o 35% del costo total del sistema, el cual varía dependiendo de la solución para cada caso.

¿Cómo pueden usar la energía solar las empresas?

Cualquier empresa que cumpla con las siguientes características:

  • Tenga consumos de energía considerables.

  • Que lo haga durante el día, en la franja entre las 5:00 a.m. y las 6:00 p.m.

  • Que tenga áreas adecuadas que permitan instalar paneles solares.

  • Que tenga la intención de invertir para impactar sus indicadores económicos y de sostenibilidad puede implementar energía solar.

 

De acuerdo con Juan Pablo Borda, líder de producto solar fotovoltaico de Celsia, empresas de todas las industrias pueden invertir en energía solar y de hecho muchas en Colombia ya implementaron sistemas fotovoltaicos de manera exitosa.

 

“Cualquier empresa que cumpla los requisitos mencionados puede beneficiarse de la energía solar, desde fábricas, centros comerciales y grandes superficies de comercio, pasando por edificios de oficinas y zonas francas hasta aeropuertos, hospitales, colegios y universidades”, menciona Borda.

 

El proyecto solar más grande desarrollado por Celsia para empresas es el sistema implementado en la Fábrica Nacional de Chocolates del Grupo Nutresa, en Antioquia, con una capacidad de generación de 2.1 megavatios de capacidad instalada, que generan una cantidad de energía comparable a la consumida por 1.000 hogares colombianos promedio en Colombia.

 

El proyecto le representa a la empresa el poder generar el 15% de la energía que necesita, de manera limpia a través de los 8.047 paneles solares instalados y que constituyen el techo solar más grande de Antioquia.

 

Actualmente, Celsia está trabajando en implementar otro proyecto que superaría en capacidad este de la Fábrica Nacional de Chocolates y se convertiría en el más grande del país en manera de autoconsumo en sitio.

 

“Se trata de una instalación de energía fotovoltaica en las plantas del Grupo Tecnoquímicas, con una capacidad instalada de 8,2 MWp en varias de sus plantas de producción. Otro proyecto insignia que se viene adelantando, en el del aeropuerto El Dorado de Bogotá, que tendrá una capacidad de 2.8 megavatios, una apuesta que demuestra no solo a viabilidad sino la rentabilidad de la inversión para las empresas”, afirma Borda.

 

El Dorado es el primer aeropuerto en Colombia en ser acreditado con la Huella de Carbono por el Consejo Internacional de Aeropuertos y es considerado el mejor terminal aéreo de Sudamérica por Skytrax, por lo que sigue trabajando en implementación de tecnologías y proyectos sostenibles para consolidarse como referente en aeropuertos verdes.

 

A través de la implementación de paneles solares y en conjunto con otras iniciativas, El Dorado disminuirá sus emisiones y abastecerá con energía solar todo su sistema de monitoreo y vigilancia.

¿Cuáles son los requisitos para una empresa que quiera implementar paneles solares?

  • Espacios despejados en los techos o incluso en el suelo donde se puedan instalar los paneles solares y demás espacios para corredores de mantenimiento, rutas de cableado, etc.

  • En los techos, la condición es que estos estén en buenas condiciones, con el espacio libre, que no les de sombra y que no tengan equipos instalados en sus superficies.

  • La estructura debe cumplir la norma vigente de sismoresistencia y estas deben resistir una carga muerta adicional entre 18 y 20 kilogramos por metro cuadrado para implementar la tecnología

  • Una evaluación técnica es fundamental para verificar si el techo es apto, si eléctricamente las condiciones también son aptas, así como la viabilidad del proyecto en el área determinada.


¿Te interesa? Queremos ayudarte a implementar energía solar. Contáctanos.

Nuevo llamado a la acción

Normatividad sobre energía solar en Colombia ¿estimulan la rentabilidad?

El Sector Eléctrico Colombiano (SEC) actualmente cuenta con toda clase de oportunidades e incentivos tributarios para la implementación de energía solar.

 

Portafolio es uno de los medios que resalta el buen camino que sigue Colombia en cuanto a implementación de energías limpias. “El marco regulatorio en el país está prácticamente listo, pues solo faltaba la reglamentación de algunos aspectos de la autogeneración a pequeña escala por parte de la CREG (Comisión de Regulación de Energía y Gas). Muestra de ello es que ya se han otorgado varios permisos y certificaciones que permiten acceder a los incentivos tributarios y fiscales previstos en la Ley 1715, evidenciando el despegue de las renovables”, señala en su portal web.

 

Sin embargo, generar un escenario favorable no ha sido del todo fácil. Desde inicios de la década del 90, con la Ley 29 de 1990 y el Decreto 393 de 1991, el Gobierno Nacional impulsó la investigación en el uso racional de la energía a través de Colciencias.

 

Desde entonces se han presentado una serie de leyes y políticas energéticas con el objetivo de generar estrategias para mejorar las condiciones de abastecimiento y disponibilidad de la energía eléctrica de carácter renovable.

 

En gran medida, la Ley 1715 de 2014 fortaleció esfuerzos que se habían estancado en años anteriores para incentivar la apropiación de la energía fotovoltaica pues concede ahora grandes beneficios a las personas naturales o jurídicas que fomenten la investigación, desarrollo e inversión en el ámbito de la producción y utilización de energía a partir de las Fuentes no convencionales de Energía (FNCE), entre los cuales se encuentra la energía solar.

 

Actualmente, de toda la matriz energética del país, entre el 70 y el 80% de la generación corresponde a las de fuentes convencionales de energía renovable (principalmente hídrica).

 

La Ley 1715 de 2014 se creó con el fin de reglamentar la integración de las energías renovables no convencionales al sistema energético nacional.

 

Si bien la normatividad está favoreciendo la implementación de esta tecnología, “se deben implementar más sistemas solares fotovoltaicos de generación eléctrica a pequeña, mediana y grande escala en los diferentes sectores económicos, pues hacerlo podría minimizar la saturación de las redes de transporte de energía, disminuir la dependencia de fuentes energéticas como la hidráulica y los combustibles fósiles, disminuir la contaminación ambiental y emisiones de gases de efecto invernadero causadas por el petróleo y carbón, como también generar mayor empleo”.

 

Todo esto, encaminado a beneficiar más colombianos y lograr una industria energética ambiental, social, eficiente, eficaz y económicamente sostenible en determinado plazo para apoyar en la meta de disminuir los efectos del cambio climático producidos por la contaminación ambiental acordados en el Acuerdo de París en 2015.

Estos son algunos beneficios de implementar sistemas solares fotovoltaicos

  • Se puede deducir de la base gravable para calcular el impuesto de renta, hasta el 50% del valor de la inversión realizada, en proyectos de energías renovables no convencionales. Esta deducción se puede aplicar en el primer año, o hasta en 5 años siguientes al año gravable en el que hayan realizado la inversión.

  • Los generadores de energía renovable en pequeña y gran escala, podrán vender a la red eléctrica el excedente de energía que ellos no consuman (esquema de créditos de energía), según lo disponga la CREG.

  • Los equipos, elementos, maquinaria y servicios nacionales o importados que se destinen a la pre-inversión, inversión, medición y evaluación de las fuentes no convencionales de energía, estarán excluidos de IVA.

  • Depreciación acelerada de los activos en 5 años, con una tasa anual del 20%.


¿Está listo para implementar paneles solares? Estos son los requisitos para instalarlos en edificios.

¿Cómo se estructuran proyectos de energía solar para empresas?

Gracias a la Ley 1715 se ha generado un entorno propicio para el desarrollo de proyectos basados en energía solar.

Las empresas pueden apostar por proyectos de energía solar y recibir los beneficios tanto tributarios como ambientales y competitivos, básicamente de dos maneras:

Con un contrato de compra de energía (Power Purchase Agreement, PPA), en el que la empresa paga una tarifa mensual a un proveedor. El beneficio tributario se traslada a la tarifa que las empresas pagarán en el contrato PPA, o invirtiendo directamente en toda la implementación del sistema, es decir, con un esfuerzo económico inicial para ver el retorno a través del tiempo (Se estima que con los beneficios tributarios, estos tiempos de retorno estén entre los 5-7 años, dependiendo de la inversión y la producción de energía. Esta modalidad de negocio es conocida como Engineering, Procurement, and Construction –EPC–).

Invirtiendo directamente en toda la implementación del sistema, es decir, con un esfuerzo económico inicial para ver el retorno a partir del quinto año aproximadamente. (Conocido como Engineering, Procurement, and Construction –EPC–).

 

  1. Modelo de compra de energía (PPA)

    Con el modelo PPA las empresas pagan por los kWh consumidos a un precio competitivo y tarifas estables en el tiempo o por los kWh que genera el sistema solar fotovoltaico. Esto se hace bajo un contrato (puede estar entre los 15 a 25 años), donde se paga mensualmente una tarifa por debajo de las tarifas de energía eléctrica convencional.

ley-1715-energia-solar


Algunos beneficios inmediatos de este modelo son el ahorro en la factura mensual gracias a la generación de energía limpia, disminución de consumo de energía eléctrica y un impacto positivo en el medio ambiente al reducir emisiones de CO
2.

 

“Con este modelo, como los inversionistas o dueños del activo somos nosotros, lo que hacemos en Celsia es tomar los beneficios que nos otorga la ley y transferir estos beneficios a nuestros clientes ofreciéndoles tarifas competitivas y económicas en el modelo PPA de energía solar”, explica Juan Pablo Borda, líder de producto - solar fotovoltaico de Celsia.

 

  1. Modelo venta de proyecto (EPC)

 

El modelo EPC es básicamente la venta de proyecto “llave en mano”, que es el tipo de contrato donde el epecista se compromete a suministrar los equipos necesarios, instalarlos y ponerlos en funcionamiento el lugar y tiempo acordados con el contratante o cliente, y este adquiere el sistema solar FV por un valor determinado.

 

En otras palabras, es en el que un contratista, a cambio de un precio, se compromete frente al cliente a concebir, construir y poner en funcionamiento una obra o proyecto, en este caso, una instalación solar fotovoltaica.

 

Bajo este modelo, explica Borda, “es el cliente el que invierte, es decir, quien compra el proyecto completo y toma los beneficios tributarios. En ese caso, nosotros en Celsia acompañamos a la empresa, brindamos toda la asesoría y nos encargamos de las gestiones y los trámites para que sean ellos quienes obtengan estos beneficios”.

Libera presupuesto e inviértelo en la cadena productiva de tu negocio. Conoce todo sobre cómo te ayudamos a instalar energía solar en tu empresa.

Cómo calcular en ROI en proyectos de energía solar

Para estimar el retorno de la inversión en proyectos de energía solar, que básicamente es calcular la ganancia de quien invierte tras un periodo de tiempo, es importante conocer todas las variables, desde los costos y beneficios hasta el ahorro y el periodo de tiempo.

 

“En el modelo EPC, por ejemplo, para que una empresa pueda calcular un retorno básico de la inversión, debe tener en cuenta el valor total de inversión a realizar y dividirlo entre los ahorros a obtener durante la vida útil de la planta solar, estimado  la cantidad de energía que, durante los 25 años de vida útil aproximadamente va a generar el sistema fotovoltaico.

 

Por supuesto, para una estimación más detallada se requiere hacer un análisis financiero en profundidad, pero, normalmente, y teniendo en cuenta los beneficios tributarios, una empresa puede ver el retorno de su inversión en promedio en 5 o 7 años.

 

Energía Solar - Producto para Empresas

 

Proyectos de energía solar en Colombia

La aspiración de migrar hacia un modelo de negocio sostenible dejó de ser un deseo lejano. Primero porque es inevitablemente necesario ante los nuevos retos globales del Cambio Climático; segundo, porque ahora es posible para una empresa instalar un sistema de energía solar fotovoltaica a costos eficientes y un retorno visible en el tiempo.

 

La ubicación geográfica privilegiada de Colombia en cuanto a radiación solar, el desarrollo de nuevas tecnologías, el auge de nuevos mercados de energías renovables no convencionales y los beneficios tributarios de la Ley 1715 del 2014 han generado un entorno ideal para el desarrollo de pequeños y grandes proyectos basados la tecnología solar fotovoltaica.

Ante este mapa de ventajas, y en su apuesta por ser líderes en proyectos sostenibles, estas empresas aceptaron la propuesta de Celsia y optaron por energía solar fotovoltaica: 

 

  1. Océano Verde, un proyecto de casas campestreutiliza la energía solar en Jamundí para ahorrar energía con base en la Resolución 0549 de vivienda sostenible de Colombia. Este proyecto de construcción sostenible de 400 viviendas, inmerso en un entorno natural se construyó en un área de 650.000m2, localizada en una zona ideal para aprovechar el sol.

 

La implementación de energía fotovoltaica en este proyecto logró 7,50 kWp de capacidad instalada, 0,25 GWh a generar en 25 años y 102 toneladas de CO2 dejadas de emitir (equivalentes a plantar 226 árboles).

 

2.La Compañía Nacional de Chocolates, filial de Grupo Nutresa, tiene el techo de energía solar más grande de Antioquia en su fábrica en RionegroEl sistema fotovoltaico, que cuenta con 8.047 módulos y 74 conversores y tiene capacidad para generar 2.132 kWp. De acuerdo con el periódico El Colombiano, “el sistema está diseñado para el autoconsumo en el proceso productivo de la empresa y se estima que en la máxima radiación solar, genere entre 15 % y 20 % del total del consumo de la empresa".


 

Coherentes con la prioridad estratégica de sostenibilidad de la compañía de reducir el impacto ambiental, con este nuevo sistema se dejarán de emitir 1.229 toneladas de CO2, lo que equivale a sembrar al año un bosque de 40 hectáreas.

 

  1. El Centro Internacional de Agricultura Tropical CIAT tiene el primer piso solar para autogeneración instalado en Colombia. Comprende 2.820 módulos solares que equivalen a una generación de 902 kWp, aportándole una reducción del 12% a la tarifa de energía convencional—$50 millones al año—y la posibilidad de no emitir 458 toneladas anuales de CO2.

  2. La Universidad Autónoma de Occidente de Cali cuenta con una instalación de 1.546 módulos solares que tienen una capacidad de generación de 404 kWp (kilovatio hora pico) de energía verde para atender el 14,8% de su demanda energética.

  3. El Centro Comercial La Reserva en Envigado, Antioquia tiene ahora un techo solar constituido por 96 módulos solares que ayudan a producir más de 43.700 kWh al año y a reducir en 16 toneladas sus emisiones anuales de CO2.

 

  1. Década 10, la tienda más grande de moda en Tuluá, también cuenta con instalación de 385 paneles solares con la cuales evita la emisión de 50,4 toneladas de CO2 al año, el equivalente a sembrar 197 árboles, gracias a un sistema fotovoltaico instalado on-grid (conectado a la red), que hace que la energía producida se consuma en el mismo instante en que se genera.

¿Aún tienes dudas sobre la implementación y los beneficios de la energía solar fotovoltaica?

¡Conoce todo sobre la energía solar en Colombia y sus beneficios haciendo click aquí!

Mira el video para ver estos proyectos:

 

 

 

El camino que recorre Celsia, pionera y líder en el mercado de la generación fotovoltaica, cuenta con la primera granja de energía solar del País, que  tiene una potencia de 11,8 megavatios de energía solar, Celsia empieza el camino de implementar estas tecnologías, en un país con potencial para producir 16.600 megavatios a diciembre del año pasado. Por eso, si estás buscando mejorar tu rentabilidad y, sobre todo, ayudar al medio ambiente, este fue el primer paso de un camino muy satisfactorio, para ti o tu organización.